martes, 9 de agosto de 2011

Verdad actimel Nº 536

     Si bien no esta claro cual es el mecanismo por el que funcionan (electrostática, aire, calor, magia negra o mero placebo), lo mejor para el dolor de cuello son las barritas de azufre.  Aunque como contraindicación hay que decir que es un producto adictivo.

6 comentarios:

Hermana de SDU-7 dijo...

Si, y suerte que son baratas.

Ahh, barritas de azufre, ¿qué sería de mi vida sin ellas? Sólo penumbra (?)

Hugo dijo...

Un pastor de mi ciudad dijo hace unos meses que un día de estos Dios va a volver a hacer que llueva azufre.

Bueno, al menos no nos va a doler el cogote.

Frestón dijo...

Y manos mágicas, porque mirá que yo intenté autoazufrearme y nada.
Las hace el diablo, todos sabemos.

Lunática dijo...

¡Vivan las barritas de azufre! (y la cápsula de Actrón que necesito ingerir cuando el dolor es más fuerte y las barritas ya no me brindan su efecto)

Phil dijo...

Por ahora, las barritas de azufre están en la categoría "cosas de viejas".
Dentro de doscientos años, un físico cuántico va a descubrir que el spin de los átomos de las barritas elimina la tensión subcutánea (o algo por el estilo) y va a ganar el Premio Nobel (de Medicina y de Física juntos).

Mr. Popo dijo...

Hermana: El que sean baratas es un error de la matrix en la que nos hacen vivir las empresas farmacéuticas (?)

Hugo: Si el pastor iba corriendo en calzones mientras lo decía le creo.

Frestón: Tal vez el dolor de tu cuello sea de orden psicológico. O un hechizo muy potente, claro está.
Sí, las hace el diablo, y las disparan los... ¿como es que era?

Lunática: Ese rechisporroteo que es señal de alivio es la gloria. (?)

Phil: De vez en cuando las viejas tienen razón, como todos.
Y el físico del que hablas no solo se gana los Nobel de medicina y física, sino también el de literatura, con ese verso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...