domingo, 29 de mayo de 2011

36. Tedio

     Con un estudiante universitario caminaba por un campo de altos penachos de hierba.
     —Todavía sientes un intenso apetito por la vida, ¿verdad?
     —Así es... y también tú...
     —Yo no. Sólo el deseo de trabajar.
     Así era cómo se sentía. Ya hacía mucho que había perdido todo interés por la vida.
     —Pero el deseo de trabajar y el deseo por la vida... ¿no son lo mismo?
     Él no respondió. En el campo de penachos de hierba rojiza, un volcán. La feroz montaña despertó en él cierta envidia. Pero no sabía decir por qué...

De Vida de un Loco de  Ryunosuke Akutagawa

5 comentarios:

Frestón dijo...

No sé si no son el mismo deseo. Sentimientos encontrados en el pecho de Frestón :S

Mr. Popo dijo...

Dios quiera que no, sino estoy al horno...

dissors dijo...

Repito, admiro la cultura literaria que tenés :).
Estoy en la pc de mi vieja, y usa el explorer... Por qué será?

Sil dijo...

Yo también te admiro Popo. Soy tu fan (?

Mr. Popo dijo...

Dissors: No creas que tengo cultura literaria, es puro cuento.
Tu vieja usa explorer porque no conoce el Opera, obvio.

Sil: Te juro que no hay nadie menos digno de ser admirado que yo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...