domingo, 15 de mayo de 2011

Una Discusión Sobre la Muerte (Dedicado a Emilia Attias)

     La gente dice que cuando los hombres mueren se vuelven fantasmas con consciencia y poder para dañar a los otros. Si intentamos probar esta teoría comparando a los hombres con otras criaturas, sin embargo, nos encontramos que la gente no se vuelve fantasmas, ni tienen consciencia ni poder para hacer daño... El hombre vive gracias a su fuerza vital (Chi) y cuando muere esta fuerza vital se extingue. La fuerza vital funciona a través del sistema sanguíneo, pero cuando una persona muere el sistema sanguíneo deja de operar. Con esto la fuerza vital se extingue y el cuerpo decae y se vuelve arcilla. ¿Qué hay ahí que se pueda volver fantasma? Si un hombre no tiene ojos u orejas carece de las facultades de la consciencia. Por eso los hombres que son mudos y ciegos son como la hierba o los arboles. Pero que la fuerza vital abandone a un hombre es un asunto mucho más serio que no tener ojos u orejas... La fuerza vital produce al hombre igual que el agua se vuelve hielo. Como el agua se congela en hielo, la fuerza vital se coagula para formar al hombre. Cuando el hielo se derrite se vuelve agua y cuando el hombre muere se vuelve espíritu. Se llama espíritu de la misma forma que el hielo derretido cambia su nombre a agua. La gente ve que el nombre cambia, pero aun afirma que el espíritu tiene consciencia y puede asumir una forma dada y causar daño, aunque no tiene fundamentos para tal afirmación.
     La gente ve fantasmas que aparecen con la forma de hombres vivos. Precisamente porque aparecen en esta forma es que sabemos que no pueden ser los espíritus de los muertos. ¿Cómo probar esto? Tomemos un saco y llenémoslo con mijo o arroz. Cuando el mijo o arroz se han puesto en él, el saco estará lleno y firme, y se mantendrá parado de tal forma que la gente que lo vea a grandes distancias podrá decir que es un saco de mijo o arroz. ¿Por qué? Porque la forma del saco revela el contenido. Pero si el saco tiene un agujero y se sale todo el arroz o mijo, el saco colapsa en un montículo y la gente ya no puede distinguirlo a la distancia. El espíritu del hombre está almacenado en su forma corpórea igual que el mijo o arroz del saco. Cuando él muere y su cuerpo decae, su fuerza vital se dispersa como los granos por el agujero del saco. Cuando se terminan los granos, el saco ya no mantiene su forma. Entonces, cuando el espíritu del hombre se dispersa y desaparece, ¿cómo puede aun quedar un cuerpo que puede ser visto por otros?...
     Desde el principio del Cielo y la tierra y la era en la que gobernaban los sabios hasta ahora, millones de personas han muerto, de vejez o en la flor de sus vidas. El número de hombres vivos hoy día no está ni cerca del de los muertos. Si los hombres se vuelven fantasmas al morir, entonces cuando vamos caminando tendríamos que ver fantasmas a cada paso que damos. Si los hombres vieran fantasmas cuando están cerca de la muerte, entonces tendrían que ver millones de ellos, amuchados en la sala, llenando los parques y atestando las calles; y no solo uno o dos de ellos... Está en la naturaleza del Cielo y de la tierra que aunque se puedan encender nuevos fuegos  uno no puede reencender un fuego ya extinto, y aunque pueden nacer nuevos seres humanos, uno no puede revivir a los muertos. Ahora, la gente dice que los fantasmas son los espíritus de los muertos. Si esto fuera cierto, cuando los hombres los vieran tendrían que aparecer completamente desnudos, y no vistiendo túnicas. ¿Por qué? Porque la ropa no tiene espíritu. Cuando se muere un hombre la ropa se pudre junto con el cuerpo, así que, ¿cómo podría ponérsela de nuevo?...
     Si los muertos no se pueden volver fantasmas, entonces tampoco pueden tener consciencia. ¿Cómo probamos esto? Por el hecho de que antes de que un hombre nazca no tiene consciencia. Antes de nacer el hombre se encuentra en medio de la fuerza primordial (Yuan Chi) y después de muerto él retorna a esta fuerza. La fuerza primordial es vasta e indistinta y la fuerza humana existe dentro de ella. Antes de nacer el hombre no tiene consciencia, así que cuando muere y regresa a su estado original de inconsciencia, ¿cómo puede todavía tener consciencia? La razón por la que un hombre es inteligente y tiene entendimiento es que posee las fuerzas de las cinco virtudes [Humanidad, Honradez, Decoro, Sabiduría y Fe]. La razón por la que posee esto es que lleva dentro los cinco órganos [corazón, hígado, estómago, pulmones y riñones]. Si estos cinco órganos permanecen sin daños, el hombre tiene entendimiento, pero si están enfermos él se vuelve impreciso y confuso y se comporta como un tonto o un idiota. Cuando un hombre muere, los cinco órganos se pudren y las cinco virtudes no tienen lugar donde residir. Tanto la facultad de entendimiento como su morada son destruidos. El cuerpo debe esperar a que la fuerza vital este completa, y la fuerza vital debe esperar a que el cuerpo puede tener consciencia. No hay fuego que arda por sí mismo. ¿Cómo podría haber un espíritu con consciencia sin un cuerpo?...
     Confucio enterró a su madre en Fang. Luego hubo un gran diluvio y la sepultura colapsó. Cuando Confucio oyó de esto sollozó con amargura y dijo: "los ancestros no reparaban las tumbas", y nunca la reparó. Si los muertos tuviesen consciencia seguramente estarían furiosos de que la gente no reparase sus tumbas, y Confucio, notando esto, habría reparado la sepultura para apaciguar el espíritu de su madre. Pero no la reparó. Con la iluminación de un Sabio comprendió que los muertos no tienen consciencia.

Wang Ch'ung (27 a.c - 100 d.c.)

5 comentarios:

Milanesa De Soja dijo...

Lo de Emilia Attias me hartó. Pero esto me gustó (:

(Uy!, la nueva Belén Francese).

Si, ya se, mi comentario no es muy productivo, pero es por el sol (?

;)

dissors dijo...

A ver, Emilia Attias es muy linda.
Lo de los fantasmas me asusta un poco, mas ahora que me estoy por ir a dormir,no se si me conviene hablar mucho del tema.
Sos el unico original que se acordo de los fantasmitas del pakman, vi gasparines a mas no poder!

Mr. Popo dijo...

Milanesa de soja: Se viene el libro con las arrimas, entonces :P

Dissors: Me gusta más la hermana, que está en un canal de música.
Y ese texto hace un montón que lo iba a postear, y esta me pareció una época propicia.
Si leíste el post, entonces andá a dormir tranquila, prueba más que contundentemente la imposibilidad de los fantasmas :P

dissors dijo...

Si, pero igual, yo no se... me dan miedo. Perdon popo, soy una ingenua y encima super vulnerable.
Re puta :/

Mr. Popo dijo...

El comentario me dejó sin palabras

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...